Qué Somos

  • Varones Cristianos Hombria Cristo Somos parte del Cuerpo de Cristo – Su Iglesia con un ministerio para hombres.
  • Estamos abocados a la ministración a los varones a través de Eventos con carácter interdenominacional y abiertos a todo el Pueblo de Dios.
  • Anhelamos colaborar en la formación de los varones con ministerios específicos.
  • Estamos en el proceso de desarrollar materiales para dar enseñanzas y capacitación a los hombres, mediante audios, videos y otros recursos.
  • Colaboramos con los Pastores y Líderes en la organización y ministración a los hombres en Retiros, Eventos, Congresos, Charlas motivacionales y Estudios.
  • Esperamos ser de ayuda a las iglesias locales, asesorando, compartiendo y trabajando junto a su Liderazgo, hasta que el ministerio a los hombres quede establecido.
  • Contamos con la autorización para abrir Centros de la RED DE HOMBRES CRISTIANOS (RHC) del Dr. Edwin Louis Cole y su Programa de Especialización en Hombría.
  • Somos una Entidad de Servicio afiliada a FACIERA (Asociación Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina)
  • Estamos relacionados con otros ministerios para varones de alcance global.
  • No somos una extensión o una imitación de alguna organización nacional o internacional.

Podemos decir que VARONES DE PACTO es:
• Una meta para ser alcanzada en lo personal y que no pretendemos haberla alcanzado; muchos ya lo están adoptando como su propio estilo de vida.
• También somos un grupo de hombres que ha decidido servir a otros hombres para que todos lleguemos a ser varones íntegros.
• Por lo tanto ser un VARON de PACTO significa desarrollar relaciones de fuerte compromiso con Dios y con su Pueblo.

Es aquí donde deberá acabar nuestro sentido personal de conservación.
Entendemos que no nos resultará fácil pues tendremos que ponernos bajo la poderosa acción del Espíritu Santo para ser tratados por El.

Y por último VARONES DE PACTO define a un grupo de hombres cuyos principales ejes pasan por los siguientes principios:

  1. Están comprometidos personalmente en servir genuinamente al Señor.
  2. Aman a sus esposas, hijos y familias.
  3. Ayudan a sus pastores y líderes.
  4. Son referentes confiables en la sociedad.
  5. Ponen todo de sí y de sus recursos para que el evangelio del reino de Dios llegue hasta lo último de la Tierra.